Edgar, el robot que hará que no extrañes tanto a tus familiares que viven lejos

El autómata permite a personas de diferentes lugares transmitir gestos y expresiones faciales entre sí

Robot Edgar

Edgar es la abreviatura de Expressions Display and Gesturing Avatar Robot. (Foto: Reuters)

El profesor singapurense, Wong Choon Yue, creador de robots, levanta su mano izquierda y la pasa por un sensor haciendo el gesto de “dame esos cinco”.

En el medio de la sala, un robot llamado Edgar, derostro expresivo hecho de polietileno, dos manos y un torso sobre un carrito con ruedas, imita el movimiento, golpeando su mano con la de la esposa y colega de Wong, Pang Wee Ching.

Durante los últimos seis años, la pareja ha estado desarrollando a Edgar, abreviatura de Expressions Display and Gesturing Avatar Robot, que permite a personas de diferentes lugares transmitir gestos y expresiones faciales entre sí.

Los creadores dicen que su proyecto es el siguiente paso en el campo de las comunicaciones, al que se le agregará voz y video proporcionados por aplicaciones como Skype.

“Por ejemplo, podría tener un hijo que vive en el extranjero, que extraña mi forma de cocinar. Lo que puedo hacer con esta tecnología es conectarme al robot donde está y usarlo para cocinar su arroz con pollo favorito”, dijo Wong.

La pareja tuvo el mes pasado un bebé al que llamaron Gabriel, y Pang, -que programó a los robots- se rió de la idea de que sus creaciones inspiraran la crianza de su hijo humano, o viceversa.

“Quizás cuando cuide al bebé y aprenda más sobre cómo funciona la vida humana, lo pueda aplicar en la construcción de la inteligencia del robot”, dijo Pang.

Para Pang y Wong, que se conocieron hace una década en el trabajo, sus robots son como hijos por los que sienten afecto y orgullo.

“Queremos que progresen, que crezcan. Parece que hay vida en ellos”, comentaron ambos, completando las frases del otro.

Su otro robot autónomo, Edgar-2, también construido en forma humanoide, puede responder preguntas y mantener largas conversaciones.

“Creo que es genial”, dijo la estudiante universitaria Edora Kwak tras conversar con Edgar-2 sobre una canción tradicional malaya. “Nunca me imaginé hablando con un robot y en realidad mantuvimos una charla bastante larga”.

PLUTO, un perro-robot autónomo diseñado para rescatar personas en túneles profundos, rocosos y sin mapear

PLUTO, un perro-robot autónomo diseñado para rescatar personas en túneles profundos, rocosos y sin mapear
‘Team PLUTO’ es el equipo detrás del último perro robot autónomo. Más allá ser un nombre muy apropiado, se trata del acrónimo de ‘Penn Laboratory for Underground Tunnel Operations’. Estamos ante un grupo de investigadores y técnicos de la Universidad de Pennsylvania, Exyn Technologies y Ghost Robotics, una veintena de ingenieros que se ha unido para participar en el ‘DARPA Subterranean Challenge’, uno de los múltiples desafíos que organiza La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (DARPA) de los EE.UU para encontrar robots autónomos capaces de desenvolverse en todo tipo de entornos y ayudar en las tareas de rescate más duras y peligrosas.
De este tipo de concursos acabó surgiendo el robot Atlas, el popular robot humanoide de Boston Dynamics capaz de saltar y hacer volteretas. En esta ocasión destacamos el Ghost Robotics Vision 60, nombre técnico del aparato, un robot en forma de perro diseñado para avanzar a través de túneles rocosos y ayudar en misiones de rescate.


La estabilidad de los robots cuadrúpedos ya les permite moverse en túneles complejos

El robot del ‘Team PLUTO’ es capaz de avanzar por su propia fuerza, detectar abismos para detenerse y reconocer objetos como extintores. Sin embargo, a diferencia de otros robots, no se basa en un sistema de mapas preestablecido sino que a medida que camina va mapeando el entorno en tres dimensiones y lo envía al equipo técnico de la superficie.
El objetivo del desafío de DARPA es crear equipos autofinanciados a desarrollar nuevos enfoques para navegar por diferentes tipos de laberintos subterráneos, tanto naturales como una mina o artificiales.
https://youtu.be/5iQX0NGVsO4
Muchas de las alternativas utilizan drones en el aire para mapear el entorno, como por ejemplo hemos visto en conceptos de conducción autónoma como el Audi AI: Trail. También suelen ser robots con ruedas. No así el Ghost Robotics Vision 60 de PLUTO que imita la forma de un perro con sus cuatro patas como los ALMA de ETH Zurich o Spot, de Boston Dynamics. Como hemos visto a lo largo de los años, se trata de un diseño que ofrece un gran nivel de estabilidad y permite a estos robots cuadrúpedos salvaguardar todo tipo de obstáculos.

En el caso del Ghost Robotics Vision 60 se ha utilizado una plataforma basada en Nvidia Jetson Xavier, Ouster OS1-64, Intel RealSense, Stereolabs ZED y un sensor ToF PMD pico flexx. Un equipo que permite ir generando mapas en 3D en tiempo real de los túneles que va recorriendo el robot.
Como describe un miembro del equipo PLUTO a TheRegister, “Los sistemas con patas pueden proporcionar una movilidad mejorada en terrenos irregulares y duraciones de misiones extendidas, mientras que los vehículos aéreos son más adecuados para explorar entornos 3D complejos”.

Durante las pruebas, el robot de PLUTO recorrió 240 metros de forma completamente autónoma. Por el momento ha sido utilizado para arrastrar personas ni ha conseguido sacarlas del túnel, pero ese es precisamente uno de los objetivos finales de este tipo de robots-perro autónomos.

El esqueleto robótico más avanzado que revolucionará la industria

Esqueleto robótico de Hyundai.

Todos hemos soñado con ser Iron Man, o tener las ventajas tecnológicas de juegos futuristas como Call of Duty en su entrega Advanced Warfare. La dea del esqueleto robótico o exoesqueleto ha sido pensada por el ser humano desde hace ya mucho y sobre el papel no pinta nada mal: un esqueleto externo que nos ayuda a tener “prestaciones” humanas mejoradas.

En este caso vamos a hablar de un tipo de esqueleto robótico no tan “fantástico” como los que vemos en los videojuegos o películas, pero no por ello menos impresionante a nivel tecnológico. Hyundai ha presentado recientemente el chaleco VEX pensado para sus trabajadores.

Este exoesqueleto tiene como principal fin ayudar a soportar las grandes cargas de trabajo que se suceden en una factoría automovilística. No da fuerza prodigiosa, pero sí ayudará a cambiar la industria del trabajo para bien en un futuro no muy lejano.

El esqueleto robótico, nuevo avance que se instaurará en la industria

En un vídeo promocional Hyundai muestra cómo sus exoesqueletos ayudarán a que sus trabajadores soporten las importantes cargas de trabajo a las que se ven sometidos. Hyundai ha estado desarrollando estas soluciones de asistencia para solucionar dichos problemas derivados de estas tareas.

De forma práctica estos exoesqueletos ayudan a las articulaciones vitales brindándoles apoyo a la hora de moverse o soportar carga. También ayuda a que las partes del cuerpo más propensas a las lesiones y al trabajo excesivo a que estos problemas se reduzcan. El chaleco central reduce la presión sobre el cuello y la espalda.

Ya el año pasado en América Hyundai estuvo probando este esqueleto robótico y la firma ha dejado claro que ha sido todo un éxito. De hecho, este VEX recientemente actualizado es, en cifras de Hyundai, un 40 por ciento más ligero que los chalecos similares de otras marcas como la ya mencionada Ford.

El secreto de esta ligereza es que Hyundai prescinde de una batería para hacer funcionar a estos chalecos. El VEX usa un sistema basado en resorte que ofrece seis grados de asistencia de fuerza y aún permite un rango completo de movimiento. Los trabajadores deslizan sus brazos a través de las correas de los hombros para tareas superiores como colocar tubos de escape ya que usa un formato parecido al de una mochila.

Según DongJin Hyun, jefe del equipo de robótica de Hyundai Motor Group: “VEX brinda a los trabajadores mayor soporte de carga, movilidad y adaptabilidad cuando operan en entornos aéreos. Los trabajadores también apreciarán cuán ligero es VEX para usarlo y trabajar con él”.

Lo excitante de este exoesqueleto es que podría revolucionar la industria debido a que Hyundai está evaluando un despliegue mundial de Vex, y espera una producción comercial para finales de este año. Este podría ser el primer paso para una democratización de estos aparatos no solo en las factorías automovilísticas, sino en sectores laborales que exijan altas cargas de trabajo.

Éste es el primer robot sacerdote del mundo y puedes contarle tus pecados

Éste es el primer robot sacerdote del mundo y puedes contarle tus pecados
BlessU-2 es el primer sacerdote del mundo, aunque su aspecto no sea sobrio como el de un sacerdote. Si el usuario le cuenta sus zozobras en la pantalla táctil que lleva en el pecho, el robot le tranquilizará con sus palabras.
Las bendiciones robóticas vienen en cinco idiomas y se acompañan de gestos de brazos como los de un sacerdote (además de un significativo movimiento de cejas, al más puro estilo Disney). También se le iluminan las manos, y la nariz lleva una luz azul intermitente.
Interacciones robot
BlessU-2 fue presentado en 2017, en Alemania, con motivo de los 500 años del inicio de la Reforma Protestante, en una pequeña iglesia luterana en Wittenberg. BlessU-2 es capaz de decir “Dios te bendiga” en cinco idiomas (alemán, inglés, francés, español y polaco), además de recitar trechos bíblicos e imprimirlos.
https://youtu.be/JTK68l2BHtE
Tras preguntar en qué idioma quieres el servicio, el robot pregunta: “¿Desea ser bendecido por una voz masculina o por una voz femenina?”. Después de resolver esta cuestión, vuelve a preguntar: “¿Qué tipo de bendición desea?”. Hay cuatro tipos: de “estimulo”, “renovación”, “acompañamiento” y “comprobación”, según se lee en el pecho del religioso mecánico. Suenan tal que así: “el Señor dice: ‘os daré un corazón nuevo y pondré un espíritu nuevo en vosotros’. Vaya en paz con Dios. Amén”.
Tras pronunciar el mensaje religioso, el robot pregunta si se quiere conservar un recuerdo de sus palabras. En caso afirmativo, una sección de su amplia barriga se abre y** en un cajón una pequeña impresora imprime la bendición como si fuera un tique de compra**. El robot le termina dando la bendición leyendo uno de los 40 extractos de la Biblia que figuran en su memoria.
https://youtu.be/XfbrdCQiRvE
BlessU-2, construido a partir de piezas generadas por una impresora 3D, un ordenador portátil, una pequeña impresora y la estructura básica de un cajero automático.
Es un robot bastante tosco, casi de parque de atracciones para niños, pero es un paso más hacia la robotización de determinados servicios; y que explica un poco más cómo es posible que, según una encuesta de abril de 2016, el 34 % de los jóvenes británicos encuestados respondieran que sí a que tendrían un novio robot siempre que se pareciera y se comportara como una persona. Lástima que BlessU deberá mantener su promesa de celibato.

Crean una mano robótica tan sensible que puede sostener una medusa sin dañarla Noticia

Pinza robótica sensible

Los científicos han logrado crear una mano robótica muy sensible, que sería capaz de interactuar con distintos organismos presentes en el mar como las medusas, para poder estudiarlas de una manera más eficiente.

Las medusas se componen de un 95 % de agua, con lo que acaban siendo los organismos vivos más delicados que existen sobre la faz de la tierra. Ese 5 % de tejido que las compone, cuenta con una proteína verde fluorescente tan importante que se dice que podría ayudar a combatir el envejecimiento de los seres humanos.

Con esto en mente, no es nada sencillo poder sostener una medusa sin que se rompa, y menos aún en las manos de un robot. Es por ello que investigadores del Instituto Wyss de Ingeniería Biológica de Harvard y el Colegio Baruch de CUNY, han conseguido desarrollar una tecnología que ofrece una nueva forma de recolectar medusas con una pinza robótica ultra suave, que es capaz de sostener a esta medusa sin causarla daño.

Nuestra pinza ultra suave es una clara mejora con respecto a los dispositivos de muestreo existentes en aguas profundas para gelatinas y otro tipo de criaturas de cuerpo blando que de otro modo son casi imposibles de recolectar intactas”, señalan sus investigadores en una nota de prensa.

Pinza robótica sensible
Imagen | Science Robotics

Los seis dedos de la pinza están hechos de finas tiras planas de silicona con un canal hueco en el interior, unidas a una capa de nanofibras de polímero flexibles pero rígidas. Los dedos, por otra parte, están unidos a una palma de plástico rectangular impresa en 3D, y que difiere de otras manos robots anteriores.

Para que sepas lo sensibles que son los dedos de esta mano robótica, decirte que ejercen una presión de aproximadamente 0.0455 kPA, que es menos de una décima parte de la presión del párpado humano en nuestro ojo.

Androide de millón de dólares predica la sabiduría en un templo de Japón

El robot Mindar tiene la forma de la diosa de la compasión, Kannon. Reza y advierte contra la vanidad y los peligros del deseo, cólera y ego

Robots, Japón

El robot androide en el templo Kodaiji en Kioto es la forma en que un templo de 400 años de antigüedad en Japón está tratando de conectar el interés en el budismo.

Kioto. En un templo budista japonés con 400 años de antigüedad, la diosa de la compasión, Kannon, ha adoptado la forma de un androide para recibir a los fieles y visitantes, pero esta iniciativa para alentar el interés por el budismo no suscita unanimidad.

El androide Mindar, cuya creación costó cerca de un millón de dólares, recita sin parar sutras budistas y advierte, con su voz metálica, contra la vanidad y los peligros del deseo, el cólera y el ego.

Los sacerdotes de carne y hueso siguen presentes en el templo Kodaiji de la antigua capital japonesa, Kooto, y ven con buenos ojos este nuevo “colaborador”, hecho de cables y silicona.

notitle

En un templo budista japonés con 400 años de antigüedad, la diosa de la compasión, Kannon, ha adoptado la forma de un androide para recibir a los fieles y visitantes. (Foto y video: AFP)

Para ellos, esta máquina está especialmente adaptada al budismo y es susceptible de evolucionar siguiendo los progresos tecnológicos y mejorar con las experiencias registradas.

“El budismo no es un creencia en un dios, es seguir el camino de Buda, es comprometerse en el camino de Buda, y poco importa que esté representado por una máquina, un trozo de chatarra o un árbol”, asegura a la AFP uno de ellos, Tensho Goto.

Robots, Japón

El sacerdote robótico es la apuesta para cambiar el rostro de la religión, a pesar de acusaciones de ser un “monstruo de Frankenstein”. (Foto: AFP)

Alto como una persona adulta, con la parte superior del cráneo abierta para dejar entrever los elementos electrónicos, una minúscula cámara en el ojo izquierdo, y con solo el rostro, las manos y los hombros en silicona para imitar la piel humana, el “sacerdote-robot” está instalado en una sala prevista para él.

En una de las paredes, se proyectan traducciones en inglés y chino de los mensajes que pronuncia, junto a imágenes de la naturaleza y de gente.

Robots, Japón

En una de las paredes, se proyectan traducciones en inglés y chino de los mensajes que pronuncia, junto a imágenes de la naturaleza y de gente. (Foto: AFP)

– “Evolucionar hasta el infinito” –

Surgido de un proyecto común entre este templo zen cargado de historia y el famoso especialista en robótica Hiroshi Ishiguro, de la Universidad de Osaka, el androide entró en servicio este año.

“Puede ser difícil para algunos comunicar con sacerdotes un poco anticuados como yo y espero que este robot será una forma lúdica de llenar este vacío”, estima el religioso Goto, pensando en las nuevas generaciones.

La Universidad de Osaka hizo un sondeo entre fieles: algunos dijeron sentir una “calidez que no se siente frente a una máquina”, mientras que otros, en cambio, aseguraron sentirse “poco cómodos” ante “las expresiones demasiado artificiales del robot“.

Robots, Japón

El robot nació de un proyecto común entre el templo zen y el especialista en robótica Hiroshi Ishiguro, de la Universidad de Osaka. (Foto: AFP)

Algunos fieles incluso han acusado al templo Kodaiji de sacrilegio.

“Los occidentales son a quienes el robot ha molestado más”, según Tensho Goto, afirmando que las reacciones de los japoneses son en su mayoría positivas.

“Los japoneses no tienen prejuicios contra los robots. Fuimos educados con cómics en los que los robots son nuestros amigos. Los occidentales piensan diferente”.

Robots, Japón

El androide es alto como una persona adulta, con la parte superior del cráneo abierta para dejar entrever los elementos electrónicos, una minúscula cámara en el ojo izquierdo, y con solo el rostro. (Foto: AFP)

“El objetivo del budismo es reducir el sufrimiento”, añade el sacerdote. “La sociedad moderna aporta nuevas formas de estrés pero el objetivo no ha cambiado realmente desde hace más de 2.000 años”.

“La gran diferencia entre un monje y un robot es que nosotros vamos a morir, mientras que él conocerá a mucha gente y almacenará muchas informaciones, que lo harán evolucionar hasta el infinito”.

Fuente: AFP

Una cola robotica nos permite mantener el equilbirio como los animales

Cola robot.

Cola robot. Keio University Graduate School of Media Design

Esta cola robot tiene como objetivo aumentar tu agilidad y tu equilibrio. ‘Arque’ es la cola robot que podremos ponernos en la parte trasera de nuestro cuerpo.

¿Te ha ocurrido alguna vez que te ha fallado el equilibrio más de lo común? No es raro que cuando subimos un paquete por unas escaleras sintamos que no somos capaces de mantener totalmente el equilibrio. La solución es muy sencilla: una cola robot.

Vale, antes de que cierres la pestaña, debemos hablarte de animales. Las colas animales son usadas para mantener el equilibrio, agarrar objetos, etcétera. Son extremadamente comunes en el reino animal, y como es obvio nosotros no tenemos una.

Por lo tanto, científicos de la Escuela de Graduados de Diseño de Medios de la Universidad de Keio, Junichi Nabeshima, MHD Yamen Saraiji y Kouta Minamizawa han ideado una cola robot para que además de poder mejorar nuestra agilidad, podamos tener más equlibrio.

La cola robot ideal para tener las mejores ventajas de los animales

Esta cola que parece salida de una película está basada en la estructura del extremo rizado y adherente de los caballitos de mar. Esta cola protésica está diseñada por articulaciones con resorte forman vértebras conectadas, con músculos artificiales neumáticos que atraviesan las cavidades para el movimiento.

El primer prototipo, el que vemos en el vídeo, mide 71 cm de largo, 11.5 cm de ancho y pesa 1.6 kilos. Gracias a este ingenioso diseño se pueden crear nuevas colas más largas o más cortas, dependiendo de las preferencias del usuario.

Se usa un compresor de aire para activar los músculos, por lo que el movimiento se divide en 8 direcciones diferentes. Por ende, este dispositivo aún no es independiente, pero a medida que la tecnología sea más capaz, podría serlo más.

El Arque modifica el centro de gravedad del usuario que la lleva balancenado la cola de la misma forma que un mono al saltar mueve la cola para ajustar su equilibrio en pleno vuelo. Junto al Arque el usuario tiene equipado en la parte superior del cuerpo un rastreador corporal para estimar dicho centro de gravedad para que la cola se coloque en consecuencia.

Los usos de esta cola varían; puede ayudar a mejorar la agilidad en general, ayudar a los enfermos a tener más movilidad o a ayudarnos en tareas como llevar paquetes pesados o pasar por zonas en las que nuestro centro de gravedad quede resentido.

El equipo, de hecho, asegura que cicha cola robot podría proporcionar una retroalimentación háptica de cuerpo completo más realista para las personas en un entorno de realidad virtual. Estas respuestas podrían alterar nuestro equilibrio para que se ajustaran a lo que vemos en la realidad virtual (como caminar por fuertes vientos) y así mejorar la inmersión.

Crean una medusa robótica que puede volar

Medusa
Si juntamos medusas voladoras con robots, este sería el resultado de un grupo de científicos que pretenden dar un paso más en la autonomía de este tipo de robots.
Un grupo de científicos ha construido una nueva máquina voladora que “funciona” como las medusas que conocemos en el océano, y lo bueno de todo es que pesa menos de 30 g.
Este invento, hecho de fibra de carbono, va alternando sus pares de alas en forma de pétalos de flores para poder volar.


https://youtu.be/Ajv6iZRlkzc

En el vídeo que acompaña a la noticia puedes ver a esta especie de robot volador medusa realizar el vuelo de manera un poco inestable, aunque sus creadores sostienen que a pesar de ello acaba siendo más estable que otros robots basados en aves o en insectos.
Según comentan sus creadores, el robot medusa puede flotar y cambiar de dirección ajustando la velocidad y el tamaño de las alas. De momento el prototipo presentado aún precisa de estar conectado a una fuente eléctrica para funcionar, aunque el plan es hacerlo más autónomo basándose en la energía de una batería.

Este tipo de inventos pueden ser útiles para la vigilancia militar o para monitorear el tráfico de la calidad del aire, aunque resultará un poco extraño ver una medusa volar sobre nuestras cabezas.

Los robots empiezan a andar en el medio rural

Sergio Mena, Soledad Sánchez y Manuel Diaz, en diferentes elementos /JSP
Sergio Mena, Soledad Sánchez y Manuel Diaz, en diferentes elementos / JSP

Emprendimiento

Los talleres tecnológicos dirigidos por Sergio Mena acercan herramientas novedosas a poblaciones pequeñas

La robótica, la programación, incluso drones, entre otras novedosas herramientas, no siempre están al alcance de los menores, sobre todo, de poblaciones pequeñas de la provincia de Cáceres. Partiendo de esa carencia nació hace unos meses el proyecto ‘Talleres tecnológicos rurales’, coordinado por Sergio Mena, un inquieto informático vinculado a ese medio rural. Es natural de la localidad de Ibahernando (564 habitantes).

A pesar de vivir en una población pequeña, no ha dejado de trabajar en diferentes proyectos innovadores, algunos de ellos relacionados con el centro de emprendimiento iNovo de Trujillo. Con su nueva propuesta «lo que se pretende es acercar esas nuevas tecnologías y herramientas TICs a niños de entre 5 a 12 años que, de otro modo, no tendrían posibilidad», explica este emprendedor. Insiste en que en estos municipios no existen grandes academias para acercar esos conocimientos. Con esta premisa cobran sentido estos talleres tecnológicos.

Esta idea fue presentada el año pasado, a través de iNovo, a los premios Programas de Ideas Emprendedoras (PIE) de la Diputación Provincial de Cáceres, consiguiendo un reconocimiento. A partir de ahí, el proyecto no ha dejado de crecer. En la actualidad, estos talleres están asentados en poblaciones como Trujillo, Madroñera y Logrosán.

Nuevas alternativas

El objetivo para el próximo curso es llegar a más localidades. Además, se darán a conocer nuevas alternativas, algunas de ellas innovadoras. Para ello se va a contar con la participación de otro joven emprendedor, Manuel Díaz, que también forma parte de la familia del centro de emprendimiento trujillano. En esta ocasión, acercará a los menores el mundo de la impresión 3D.

El origen de este proyecto tuvo lugar hace dos años, con la impartición de sesiones de robótica y programación en el centro educativo ‘Colorin Colorado’, de Trujillo. «Me puse en contacto con Sergio, porque consideraba que era algo innovador en el aprendizaje», explica la gerente del centro, Soledad Sánchez. Los resultados han sido tan buenos que estos talleres continúan, con una buena aceptación. Sánchez apunta que vienen bien para, entre otras cosas, el desarrollo de la creatividad del menor y para centrar su atención. De hecho, asegura que se cuenta con pequeños con necesidades básicas a los que «les encanta».

Mena explica que la herramienta principal son piezas Lego. Con ellas, aprenden a construir un robot, utilizando también motores y sensores. Además, los menores se adentran en los principios básicos de la programación con una herramienta apropiada para ellos, como es Scratch y a través de ejemplos prácticos. «Permite conocer los fundamentos básicos de cualquier lenguaje de programación», dice.

Con esas pautas construyen máquinas sencillas, como vehículos e, incluso, brazos robotizados. Esos conocimientos se une a la transmisión de órdenes a esas máquinas de una forma sencilla. Sergio Mena reitera que ese aprendizaje avanza teniendo como base el juego para que esos menores no se aburran.

Airblock

Otro elemento llamativo que se utiliza es un dron modular y programable, llamado ‘airblock’, que puede ser un vehículo de aire, agua y tierra. Sus piezas se ensamblan a través de imanes y es resistente a golpes. «Se trata de un ‘juguete’ muy querido por los pequeños y que permite también enseñar a programar de una forma sencilla e intuitiva», añade.

Con estas herramientas y ante los buenos resultados conseguidos, en el mes de enero estos talleres se pusieron en marcha en Madroñera con Gles Formación y Sergio Mena. Su relación surgió tras los premios PIE. Han participado cerca de una veintena de menores. Esta misma entidad, junto al informático viveño, los llevó a Logrosán a través de la Ampa del colegio. En este caso, ha habido casi 30 participantes.

En ambos lugares han estado hasta final de curso, con la intención de repetir a principios del que viene desde septiembre. Una de sus responsables, Estela Jiménez, reitera que lo último en formación es la robótica y es «la base del mañana». Recuerda que en un futuro todo va a ir robotizado. Por ello, considera importante su conocimiento.

Tanto Mena como Jiménez reiteran la gran acogida de los talleres. «Los pequeños se han quedado con ganas de más y ya preguntan cuándo va a comenzar otra vez», señala el responsable. En cada sesión se pretende que no haya más de diez participantes, con la intención de que tengan accesibilidad al material existente. Este hecho ayuda a que los pequeños se impliquen más en la actividad.

Impresión 3D

Ahora, para el nuevo curso, se incluirán nuevas materias. Quizá, la más novedosa es la impresión 3D. Para ello, se incorpora a este proyecto el joven Manuel Diaz. Explica que la pretensión, primeramente, es enseñar a los menores a diseñar, «ya que es la parte más divertida pero también la más complicada». Para ello, se utilizará un programa informático muy intuitivo y adaptado a los menores.

Díaz apunta que «son los principios para que más adelante puedan utilizar programas de diseño más potentes».

Una vez que hagan esos diseños, se mostrará el manejo de la impresora, para después pasar a imprimir. Los participantes podrán tocar y manejar esa particular herramienta. Ya parte de esta tecnología, junto a la robótica, se pudo ver en Logrosán en un día especial que celebró su colegio, recuerda este experto. Algunas de las sesiones se impartirán en el iNovo de Trujillo.

También se quieren impartir conocimientos más comunes, como programas de ofimática, diseño gráfico, así como mecanografía por ordenador junto a seguridad en internet.

No solo se ampliarán esas materias, sino que puede que se sumen más poblaciones. De hecho, sus responsables ya han recibido algunas llamadas. «Hay posibilidades de difundir estos talleres en Torrecillas de la Tiesa, Deleitosa o Valdefuentes, entre otros».

Esta lengua robótica de IBN detecta químicos peligrosos en un minuto

Esta lengua robótica de IBN detecta químicos peligrosos en un minuto

Investigadores de IBM han logrado crear una lengua robótica que es capaz de probar cualquier sustancia líquida e identificar de qué está compuesta y si contiene sustancias químicas peligrosas. Todo ello, en tan solo un minuto.

En la antigüedad, cuando un rey o una reina recibía un regalo en forma de comida, existían los llamados catadores de comidas que tenían que probarlo antes por si se trataba de veneno o de alguna sustancia química peligrosa. Quizás no llegando a esos extremos, pero IBM ha conseguido crear una especie de lengua electrónica que es capaz de analizar líquidos de una manera muy sencilla.

Esto no solo podría valer para saber si un líquido es peligroso, sino también para conocer los ingredientes con los que ha sido hecha una bebida en particular (adiós a ese ingrediente secreto de una conocida marca), ver la calidad del agua o incluso la antigüedad de un vino.

Cómo la IA de IBM podrá detectar el riesgo de Alzheimer

De nombre Hypertaste, se parece a una rodaja de naranja o de limón que se posiciona sobre un recipiente en forma de vaso. La parte inferior que toma contacto con el líquido está compuesta de una serie de sensores electroquímicos que pueden detectar la presencia de combinaciones de moléculas.

Posteriormente estos sensores reaccionan a esta molécula produciendo señales eléctricas medibles que reproducen una especie de huella digital del líquido. Antes ya existía una lengua electrónica para la cerveza, pero ahora se lleva más lejos.

Una vez con esa huella digital, se transmite a un dispositivo móvil, y al mismo tiempo envía la información a un servidor en la nube. Allí el servidor en la nube compara dicha huella digital con otras huellas de líquidos conocidos y se envía la coincidencia más cercana al dispositivo móvil.

El proceso, aunque parezca largo no es así, dado que IBM Research asegura que toma menos de un minuto.

[Fuente: Futurism]