El humanoide de Igus ya está listo para la Copa Mundial

Un proyecto realizado conjuntamente entre la Universidad de Bonn e Igus prueba que el uso de los sistemas robotizados no se limita a la industria. A lo largo de los dos últimos años se ha diseñado y desarrollado un robot humanoide. El proyecto confirma que en un futuro se incrementarán las posibilidades en el campo de la robótica y que irán más allá de las aplicaciones industriales de hoy en día.

foto
El humanoide de Igus está protegido gracias al material de sus componentes específicamente diseñados y a las piezas del cuerpo creadas mediante impresión 3D. Foto: Igus GmbH.

Durante más de dos años, un grupo de investigación de la Universidad de Bonn ha colaborado con el especialista en motion plastics en un proyecto para el desarollo de un robot humaoide. Además del premio RoboCup Design otorgado en julio del pasado año, también fue ganador del campeonato de fútbol RoboCup 2012. El diseño del humanoide ha ido un paso más allá y ahora ofrece un mayor potencial en cuanto a autonomía, ligereza y fluidez de movimiento. Ahora detecta, alcanza y chuta el balón hacia la portería. Los elementos del cuerpo fabricados en plástico diseñado por Igus protegen el robot frente a cualquier intento de conseguir la pelota. En caso de caída, la última versión del robot es capaz de levantarse por sí sólo, tanto si queda boca abajo, de espalda o de lado. De este modo, el humanoide de Igus ya cumple con los prerrequisitos necesarios para una exitosa participación y aspirar a la Copa Mundial de la competición de fútbol RoboCup del próximo año.

foto
El brazo articulado Robolink de Igus le permite al usuario implementar sistemas robotizados económicos y libres de lubricación y mantenimiento. Foto: Igus GmbH.

La presencia de robots en la vida cotidiana del futuro

En este proyecto, Igus ha estado a cargo del diseño y la ingeniería de la parte exterior y de los componentes de soporte del robot, diseñados y creados mediante la técnica de sinterizado por láser. La próxima propuesta de mejora implicará la utilización de cables chainflex para proporcionar un guiado seguro de energía y datos dentro del autómata. El proyecto ilustra nuevas aplicaciones para robots. De esta manera, se contempla la posibilidad de que en un futuro un humanoide similar pueda formar parte de la vida cotidiana. Por ello, Igus ha estado investigando en el ámbito de la robótica y de la automatización de bajo coste. robolink D es un ejemplo de componente pensado para aplicaciones robotizadas sencillas y económicas, ya que acciona directamente y dirige un brazo articulado fabricado en plástico y aluminio. Ahora el cliente puede beneficiarse de las ventajas que ofrece el especialista en motion plastics como: precios económicos, sin lubricantes ni mantenimiento o coeficientes de fricción y desgaste reducidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s