Llegan los robots y tabletas para cuidar a los mayores

 

Llegan los robots y tabletas para cuidar a los mayores

  • Varias empresas están intentando minimizar la brecha digital a través de diferentes aparatos pensados para los más mayores
Llegan los robots y tabletas para cuidar a los mayores
La población mayor de 65 años que no está familiarizada con las tecnologías de la información y la comunicación (iStockphoto)

El grupo que comprende la tercera edad es uno de los más afectados por la brecha digital. A pesar de que en los últimos años el número de ancianos que utiliza internet a diario se ha disparado, todavía hay una gran parte de la población mayor de 65 años que no está familiarizada con las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

En su estudio sobre la relación entre ciudadanos mayores y tecnología, Alexander Seifert y Hans Rudolf Schelling obtuvieron como dato que el 41% de los mayores de 65 años en Suiza “encuentran dificultades a la hora de operar con nuevos dispositivos”. La república confederada, una de las más avanzadas en términos de calidad de vida para la tercera edad, sirve como metáfora de la división que existe entre jóvenes y mayores en este terreno.

Varias empresas están intentando minimizar la brecha digital a través de diferentes aparatos pensados para los más mayores
Varias empresas están intentando minimizar la brecha digital a través de diferentes aparatos pensados para los más mayores (iStockphoto)

Varias empresas están intentando minimizar esa brecha a través de diferentes aparatos pensados para los más mayores. Propuestas en forma de teléfonos, wearables u ordenadores personales han salido al mercado con este tipo de clientes en mente. Sin embargo son los robots y las tabletas (con mayor tamaño que un móvil y más sencillas de manejar que un portátil) los que se han llevado el gato al agua.

Japón es uno de los países en los que más énfasis se ha puesto a esta problemática. Ante la falta de personal cualificado para cuidar a este sector de la población, el país nipón desarrolla diferentes modelos de robots capaces de suplir algunas de las carencias del grupo que vive más allá de los 65 años.

Paro es uno de esos robots fabricados en Japón pensados para los mayores (además de pacientes en hospitales, personas con problemas psicológicos etc.). Las características técnicas del dispositivo con forma de foca diseñado por Takanori Shibata, lo convierten en un instrumento capaz de reducir el estrés de los ancianos y mejorar sus condiciones psicológicas. Después del terremoto y tsunami de Japón de 2011, varias unidades se utilizaron para apoyar a los afectados por el desastre natural.

Recientemente hemos sido testigos de la llegada de nuevos robots al mercado capaces de acercar la tecnología a la tercera edad. Zenbo, de Asus, es un buen ejemplo de lo que nos depara la robótica para el hogar para la población mayor de 65 años. El dispositivo taiwanés permite conectar a los mayores con sus familias de manera autónoma.

Zenbo, el robot doméstico de Asus

 
Zenbo, el robot doméstico de Asus (Daniel García)

Más allá de los robots, las tabletas se están posicionando como una de las mejores opciones para incrementar el acceso de los mayores a la tecnología y para conseguir que estos estén mejor atendidos. La taiwanesa ACER se asoció hace unos años con la norteamericana GrandPad para crear un servicio integral capaz de atender todas las necesidades de los ancianos a través de una tableta.

Las características del dispositivo fabricado por ACER se han reducido a la mínima expresión. La tableta no permite descargas de aplicaciones ni el uso de redes sociales como Facebook o Twitter. Por el contrario, la sencillez de uso es absoluta y la recarga de batería casi imperceptible, gracias a la estación de carga que acompaña al artilugio. “Este producto está pensado para personas mayores que nunca han tenido contacto con smartphones o tecnologías similares”, cuenta a La Vanguardia Yudy Wang de ACER.

GrandPad es un servicio privado por 75 dólares al mes (70 euros) que, más allá de la tableta, permite la conexión permanente a una red creada por la familia del cliente. El usuario tiene acceso a un cuidador en exclusiva y el dispositivo se adapta a sus gustos (música, videos etc.). El negocio les está funcionando tan bien en Estados Unidos a GrandPad que ya está planeando su incursión en Suiza e Irlanda.

Abuelos y tabletas en Taipéi
Abuelos y tabletas en Taipéi (Daniel García)

Para ver cómo reaccionan los mayores con GrandPad, nos hemos acercado hasta uno de los parques más populares de Taipéi, Daan. La señora Chen lleva ya varios años jubilada y es feliz con su viejo móvil que “solo permite llamadas y mensajes”. Cuando le enseñamos la tableta fabricada por ACER se muestra un poco reacia al principio, pero tras unos minutos con el dispositivo se encuentra bastante cómoda. “Se ve todo perfectamente. De todas maneras yo es que la vista la tengo muy bien”, apunta la anciana.

 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s